Los consumidores prefieren Smartwatch antes que las gafas

Los consumidores prefieren Smartwatch antes que las gafas

Así es, un estudio a la población demuestra que la gente prefiere los relojes inteligentes o smartwatch antes que las gafas como las Google Glass. De hecho, un 62% de los encuestados (principalmente gente que vive en USA) afirma que se ve utilizando un reloj inteligente en los próximos cinco años.

Dentro de la wearable technology, o la tecnología de vestir, que pronto iremos utilizando en nuestro día a día, casi sin darnos cuenta, probablemente lo que más vayamos viendo ya sean los relojes. Mucho se ha estipulado acerca de qué o no pasará en unos años con los relojes inteligentes, si son útiles, si no lo son, si la gente los prefiere antes que llevar un móvil e ir sacándolo… Aunque debemos recordar que actualmente el mercado de relojes inteligentes está poco más que en pañales y quedan muchas grandes estrellas por salir, cada día es más común ver a gente con relojes como el Pebble, o más sofisticados como el Samsung Galaxy Gear.

Todo esto de la mano naturalmente de las grandes multinacionales, que son los gigantes del sector, pero también pequeños emprendedores (como en el caso del Smartwatch Pebble) que a través de plafatormas de micromecenazgo (comúnmente conocido como crowdfunding) sacan sus ideas a la luz. A parte de esto, debemos tener en cuenta también que los relojes inteligentes cuentan con tiendas de aplicaciones en alza, y que si bien ahora mismo no pueden realizar prácticamente ninguna función sin estar sincronizados con un smartphone, muy probablemente dentro de poco tiempo y en futuras revisiones iremos viendo cómo avanza este mercado, y lo que hoy es “un reloj para tirar para adelante y atrás la música, además de leer WhatsApp”, muy posiblemente, el día de mañana sea una herramienta poco menos que indispensable, útil para todo el mundo, más allá de los que por trabajo no pueden coger el móvil (aquellos profesionales que por ejemplo vayan al volante).

Puede que la preferencia de los relojes inteligentes respecto a las gafas sea precisamente por ser una tecnología menos invasiva, actualmente tenemos el concepto de que las gafas únicamente están pensadas para aquellos que acusan de problemas de visión, y no como una pantalla que ponernos delante, y puede que ésta concepción acabe por cambiar, aunque a día de hoy, la gran mayoría de la gente prefiera algo discreto como es un reloj que no unas grandes gafas con una cámara incorporada, mucho más visibles y “extrañas” ante la mirada de las masas.