¿QUÉ ES LA GENERACIÓN Y?

¡¡Hemos crecido entre McNamara y FoQ!!

¿Eres uno de nosotros? Seguro. Naciste entre principios de los 80 y principios de los 90. Tus hermanos mayores crecieron con la música de ‘La Movida Madrileña’, fueron los hijos del ‘Baby-boom’ (nacidos entre finales de los 60 y los 70), y se les conoce como Generación X, o “la Generación de la Apatía”. Tus hermanos pequeños tienen sus principales referentes televisivos en series como Física o Química, El Internado o Hannah Montanah, en la conocida como Generación Z (nacidos desde 1993 hasta el 2000), y tienen claras referencias ‘ochenteras’, a pesar de su alta vinculación a las nuevas tecnologías.

La Generación Y, según su entrada en la Wikipedia, define las circunstancias sociológicas de los nacidos entre 1982 y 1992 así: “Durante este tiempo la economía, la tecnología, la atención de la salud los avances, e incluso las condiciones económicas en todo el mundo estaban creciendo rápidamente. Cada familia estaba saneada y hubo un auge en todo tipo de negocios. Los niños que fueron traídos durante estos tiempos financieramente seguros vivían en el confort. Son hijos de la televisión analógica sin satélite, los primeros contestadores automáticos, y sus padres pueden comprarse más de un coche, ir de vacaciones, e incluso educarlos en escuelas privadas. Estos niños que han nacido durante el auge de la economía no saben cómo vivir sin menos”.

¡La Atari venía con 200 juegos en memoria!

También se conoce a esta generación como “Millenials”, “Internet Generation” (especialmente para referirse a la última franja de edad) y otros términos similares relacionados con tecnologías muy unidas a esta generación: Google Generation, iGeneration, etc.

Esta fue la última generación que vio la Guerra fría por los pocos recuerdos que tiene desde la niñez, en tecnología le tocó vivir el auge de Internet, la transición del MS DOS al Windows, jugó desde el Atari hasta la WII.

En ‘tránsito’
Como bien dice una de esa cadena de mails que circula por internet, somos “La generación que se cansó de ver a las Cacao-Maravillao. La generación a la que le entra la risa floja cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un mundial. La última generación que veía a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones. La última generación de las litronas y los porros en los recreos del Insti, y qué coño, la última generación cuerda que ha habido” (de autor indeterminado, aunque se puede encontrar en múltiples blogs, e incluso tiene su página en Facebook.).

Cuerdos o locos, lo cierto es que es somos la generación del tránsito. Generación que dejó de creer en la política, y pasó al activismo social (siendo el mayor ejemplo la cubana Yoani Sánchez, que con su blog titulado precisamente Generación Y ha dado un cambio en la percepción que los jóvenes de la isla tienen del régimen castrista).

Generación Why?

“La generación ‘Y’ está en posición de retar, no por indisciplina, sino porque se ha criado con un conocimiento que le da poder”, explica Julio A. Fonseca, de la Universidad del Sagrado Corazón en Santurce (Puerto Rico), en una conferencia en 2003 en el College Board.

Net-Generation, I-Generation, Why-Generation…buf!

Buscamos respuestas, además de tener una actitud crítica ante la vida. Es uno de los motivos por los que también se nos conoce como “Generación Why” (Generación Por Qué).
Antonio Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación y articulista en Cinco Días, resume dos posturas en el ámbito laboral, muy contrapuestas entre los integrantes de esta generación, donde se produce “un choque de actitudes vitales y profesionales: emprendedores y profesionales 2.0, frente a desocupados y asalariados muy 1.0”. Aquí entra en juego la ilusión, precisamente entre los profesionales y emprendedores de nuestra generación que son los que han abierto nuevas vías de negocio y productos. Sin ir más lejos, los fundadores de Tueti, o Facebook están en esta franja de edad.

De mayor quiero ser ‘Mileurista’

A todo lo anterior se une el alto nivel de formación y escasa remuneración económica propios de nuestra generación.

El término “mileurista”, nos describe así: “Pertenecen a la generación más preparada de la historia de España. Rondan la treintena, son universitarios y saben idiomas. Pero los bajos sueldos, la sobreabundancia de titulados y los cambios sociales les han impedido llegar a donde pensaban llegar. Comparten piso; no tienen coche, ni casa, ni hijos y ya se han dado cuenta de que el futuro no estaba donde creían”. (El País) La propia Carolina Alguacil, la joven que acuñó el término, describía cuatro años después que su situación tampoco ha cambiado tanto: “Ya no soy mileurista, aunque sólo técnicamente”.

Podemos decir que somos los máximos exponentes del ‘carpe diem’ (“vive el momento”), el fogonazo del instante se mantiene perenne en nuestra mente. Una ‘generación Y’, conectora y conexión, que cree en un futuro que, aunque complicado, se presenta con grandes perspectivas. “We can be heroes”.